Las denuncias sobre prácticas de “campañas sucias” suelen aparecer en las contiendas electorales en República Dominicana de manera religiosa. En esta ocasión los políticos dominicanos no podían decepcionar a sus electores y una vez más hay “denuncias de campaña sucia”.

 

Las campañas electorales son momentos peligrosos para aquellos candidatos que tienen cosas que esconder, comportamientos que quieren que se queden en la intimidad de un reducido círculo familiar, de amigos o colaboradores. Pareciera como si todos tuvieran sus pecados y por desgracia es evidente que son escasos los políticos criollos que están libres de ellos. Los habrán, pero son muy pocos. Partiendo de esto, todos tienen algún hecho, suceso o comportamiento que podría lacerar su imagen pública, y más aun a 30 días de unas elecciones generales.

 

El objetivo de un candidato es ganar un puesto electivo a través de votos, y estos votos conseguirlos en función convencer a un electorado de sus cualidades para desempeñar el cargo a que se postula y, además, en base a propuestas que cautiven a aquellos. Sin embargo, no pocas veces esto no es suficiente y las circunstancias llevan a los candidatos a la imperiosa necesidad de resaltar las debilidades del opositor. Es una veredera guerra verbal, o al menos no debería exceder de lo verbal. Esto es, a mi modo de ver, absolutamente legítimo, lo han practicado desde los políticos griegos hasta los dominicanos.

 

Lo primero, es lo primero, y en este caso es saber a qué podemos llamar “campaña negativa” y, sobre todo, cómo distinguirla de lo que es “campaña sucia”.

 

La “campaña negativa” es aquella que procura con denuncias de hechos ciertos resalta los errores y deficiencias del adversario, se les subrayan ante el público, se destacan, se pone en primer plano a fin de que sean claramente percibidas por todos, en fin, se explotan. Buscan, en resumida cuenta, que el público advierta el grave error que significaría votar por ese aspirante y las consecuencias negativas que acarrearía.

 

La “campaña sucia”, por su parte, es denunciar sobre la base de mentiras algún hecho, suceso o comportamiento de un candidato u organización política adversa, con la misma intención que la “campaña negativa”, pero al ésta estar cimentada sobre una mentira lo que hace es distorsionar la realidad, inventar comportamientos o hechos inexistentes.

 

Si lo denunciado es cierto, estamos hablando de “campaña negativa”; si lo denunciado es falso, entonces estamos hablando de “campaña sucia”. Lo que deferencia una práctica de otra, es pues, la falsedad o certeza de lo denunciado.

 

No pocos políticos dominicanos tienen la costumbre de presentarse ante la opinión pública como los “santos inocentes”, como personas de una honestidad a toda prueba y se muestran terriblemente ofendidos cuando se intenta cuestionar su fortuna personal o se indaga sobre su vida privada o negocios personales.

 

Una persona que decida incursionar en la actividad política debe saber que la línea que separa su vida privada de la pública se moverá, que de manera regular los medios van a buscar en su intimidad hechos que lo definan como un candidato confiable o no y, esto es lo más importante, deben aceptar que los votantes tenemos el derecho, y más que esto el deber, de conocer en cuáles manos vamos a depositar el Poder que conlleva ser presidente de un Estado, senador, diputado o alcalde.

 

Si como consecuencia de la indagación de la vida personal del candidato encontramos hechos que pudieran calificarse de corrupción, eso ya no es personal, ya que podría ser un delito y como tal se reputa como de interés público. Y es en esos momentos cuando nuestros políticos dicen que quieren hacerle daño a su imagen personal y familiar con tal o cual denuncia, que ellos tienen conyugues e hijos y que defenderán su honor a sangre y fuego, que esto o aquello forma parte de su intimidad, entre otras series de sandeces.

 

Algunos de ellos pretenden pasarse de listos y juegan a ser proactivos, y cada vez que tienen conocimiento de que habrá en su contra o de su organización denuncias de corrupción en días venideros convocan de urgencia a los medios de comunicación a una rueda de prensa y con lágrimas en los ojos, ceño constreñido y “cara de yo no fui, no soy y jamás lo seré”, se adelantan a hacerse la víctima de una “campaña sucia” con denuncias que ellos califican de infundadas e inciertas. Es un truco de viejos zorros políticos, y en República Dominicana tenemos manadas de ellos.

 

Los votantes dominicanos no podemos permitir que nos sigan manipulando de semejante manera y tener claro que cuando se hace una denuncia de corrupción o inconducta de un político o partido en particular, antes de aceptarla como “campaña sucia” debemos esperar que el denunciante suministre las pruebas de su denuncia, ya sea a la opinión pública misma o a los estamentos judiciales de rigor; y debemos exigir al afectado que se defienda por los medios correspondientes y deje de hacerse la víctima, y nosotros los votantes, dejemos de victimizarlos.

 

Hay otro punto que me interesa resaltar. Si un partido determinado denuncia que sus adversarios están montando una “campaña sucia” y lo hacen a sabiendas que esto falso, es decir, que no se ejecutará tal campaña, o que las denuncias si se producirán y están fundamentadas en hechos ciertos que podrían ser comprobados, y el incriminado hace esto con la intención de desacreditar el posible valor de la denuncia antes de que éstas se produzca y, además, se procura desviar la atención de la opinión pública de algún otro tema que pudiera afectar sus intereses electorales inmediatos, a esto debemos llamarle manipulación mediática y es tan grave como una “campaña sucia o negativa”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s