Las dudas de los partidos políticos son válidas, y lo son porque no hay equipo electrónico que se maneje con software que sea absolutamente fiable, todos pueden ser vulnerados, es decir, pueden ser hackeados. Todo aquel que intente negar esto lo hace sólo por dos razones, por desconocimiento o por intento de manipulación.

 

Roberto Rosario Márquez, juez presidente de la Junta Central (JCE), es un funcionario que con sus virtudes y defectos se ha ganado mi respeto, esto porque siempre ha exhibido cierto apego a la ley. Pero esa adhesión ha sido hasta ahora.

A menos de dos semanas de día de las elecciones generales en República Dominicana el tema que sigue creando fricción es la intención de la JCE de hacer el conteo de los votos de manera exclusivamente electrónicamente. El señor Rosario se ha manejado tal cual es su estilo, con gran carácter y más arrogancia, pero esta vez la arrogancia ha sido de tal magnitud que ha rayado en la insensatez, lo que nos obliga a colocar a este servidor público en la lista de funcionarios dominicanos que hacen una interpretación antojadiza de las leyes.

La Ley Electoral de la República Dominicana (Ley 275-97) por la cual se debe regir la JCE para el montaje de las elecciones, es clara y precisa en el tema del escrutinio de los votos. Su Artículo 127 dice:

“Procedimiento del Escrutinio: Se abrirá la urna y se sacarán de ella las boletas que hubieren sido depositadas, contándolas, para confrontar su número con el de electores que hubieren votado según los inscritos en el formulario especial de concurrentes. Se pondrán aparte los sobres que contengan boletas protestadas, y se verificará si el número de éstos coincide con el número de declaraciones de protestas que hayan sido presentadas, y con las anotaciones hechas al respecto en el acta del colegio electoral. Los sobres que contengan boletas protestadas serán empaquetados sin abrirlos. Luego, el secretario desdoblará la boleta leyendo en alta voz la denominación de la agrupación o partido a que corresponda la boleta y pasando ésta al presidente, quien la examinará y exhibirá a los demás miembros y delegados presentes.”

Con sólo leer este artículo podemos entender cómo la Ley Electoral ordena que se efectúe el conteo de los votos, la descripción la hace de una manera tan clara y específica que deja poco, o ningún espacio a la interpretación, y aunque no lo menciona literalmente se da por entendido que el conteo debe ser manual.

Entonces, un funcionario público que le hemos escuchado decir qué tal o cual cosa hay que hacerla “porque la ley así lo indica”, o que no puede permitir esto o aquello “porque la ley lo imposibilita”, que tantas veces delante de las cámaras de televisión ha recitado “es que no soy yo, es la ley”, ¿por qué en este caso se resiste a no respetar esa ley que tantas veces él ha aludido como soporte a sus decisiones? ¿Por qué en casos menos importantes que el conteo de los votos que determinará quién será nuestro presidente se empecina en cumplir la ley, pero en éste rehúye de ella? Esto no lo entiendo, o siendo más honesto, no lo quiero entender.

Todos los partidos de oposición, aquellos que no están aliados al gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), han estado renuentes a aceptar la imposición de la JCE. Los rechazos básicamente se sustentan en la escasa confianza que los actores políticos del proceso tienen en estos equipos, rechazo este que se ha estado transmitiendo a los votantes y en estos momentos ya no sólo son los dirigentes partidarios que elevan su reclamo en favor del conteo manual, sino una parte significativa de la población.

Las críticas al proyecto del conteo electrónico son cada vez más encendidas y todo apunta a que si persiste la intención la cuestión se pondrá más agria. Luego de las pruebas del domingo 1ero de mayo se han hecho denuncias que generan preocupación y han encendido aún más los ataques. Algunos participantes en éstas han denunciado que los escáneres son vulnerables, que los votos pueden ser manualmente transferidos de un partido u otro, que una boleta puede ser escaneada más de una vez, que los equipos leen como válidas las boletas con votos nulos, y aun sin mencionar las dificultades en la transmisión de la data por problemas de comunicación, la lista puede continuar.

Y a pesar de todas estas deficiencias denunciadas por la oposición, ésta no se opone a que se haga el conteo electrónico, sino que además de éste también se haga el manual, es decir, un doble conteo, con lo que se daría mayor legitimidad al escrutinio. Pero hasta este momento la JCE se opone.

Pero, ¿cuál es la necesidad de dañar un proceso que hasta ahora había marchado sobre ruedas? Si tenemos años haciendo conteo manual, ¿cuál es el problema de volver a hacerlo en esta ocasión? ¿Cuál es la gravedad en que los dominicanos esperemos una o dos horas para saber quiénes serán nuestras autoridades por los próximos cuatro años? ¿Cuál es la prisa? ¿Se vería la democracia en peligro o afectada por esas horas de espera en conocer los resultados del escrutinio electoral?

Las dudas de los partidos políticos son válidas, y lo son porque no hay equipo electrónico que se maneje con software que sea absolutamente fiable, todos pueden ser vulnerados, es decir, pueden ser hackeados. Todo aquel que intente negar esto lo hace sólo por dos razones, por desconocimiento o por intento de manipulación. Y este intento de manipulación ha sido descomunal en este caso. A cada momento vemos a comentaristas, periodistas y otros hacedores de opinión pública hablando de las bondades y seguridades de este sistema. Justo este lunes 2 de mayo el editorial del periódico Listín Diario, titulado “Lo Electrónico en el Mundo de Hoy”, tocaba de una manera irresponsable el tema, diciendo que en los bancos “millones de transacciones se realizan por esta vía (electrónica) sin que los clientes tengan que apersonarse a una sucursal y la comunicación oral y visual entre los ciudadanos se ha hecho más fácil con los instrumentos creados por la tecnología”. El punto es que en los bancos no se deciden cosas tan trascendentales para una nación como es elegir su presidente y estas instituciones tampoco son manejadas por políticos corruptos y mañosos como son los nuestros.

Los defensores del proyecto ponen como ejemplo a Venezuela como modelo a seguir en elecciones electrónicas, pero no dicen que en ese país la primera vez que usaron equipos como lo que se quieren utilizar ahora en República Dominicana, estuvieron en pruebas y monitoreo por más de seis meses y luego fueron paulatinamente imponiéndose por las diferentes regiones del país suramericano. Tampoco dicen esos defensores que naciones europeas, tal Alemania, las votaciones y los conteos electrónicos están prohibidos por constitución porque su vulnerabilidad puede resultar en otorgar el poder a aquellos que no fueron realmente favorecidos por la mayoría de la votación, deviniendo esto en un gobierno ilegitimo.

Si vamos a creer en encuesta es de esperar que el resultado a nivel presidencial será desahogado, con ancho margen, lo que aleja la posibilidad de crisis postelectoral. Pero a nivel congresional y municipal la cosa podría ser otra. No sabemos cuántos de estos resultados resulten muy cerrados y aquí sí podría haber tensiones en muchas partes del país, y esto hay que evitarlo.

Ni Roberto Rosario Márquez ni la JCE son los dueños de las elecciones, tampoco pertenece a los dirigentes de los partidos políticos, este proceso pertenece al pueblo dominicano, ganado a través de los años a sangre y fuego. Ha sido largo el camino para llegar a este estadio de democracia, con fallas, pero es la nuestra. Y la arrogancia de pocos no puede empañar un proceso que pertenece a tantos, por lo que se hace imperioso que todos los dominicanos exijamos un conteo manual de nuestros votos. En cada uno de esos votos está la decisión de un dominicano que debe ser religiosamente respetada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s